Visitar una bodega

Primeros de junio: es un placer callejear por Sanlucar dejándose llevar por los olores, los colores, la luz… La bodega nos traspasa con su frescor, se alegra el espíritu y se brinda con parabienes. En esta semana de feria, la manzanilla es la reina, «sale de su trono a celebrarlo».

Deja un comentario